viernes, 4 de enero de 2013

top 10 damas de armas (2 de 2)


Marina Raskova. Aproximadamente 1.000.000 de mujeres lucharon en las filas del Ejército Rojo durante la II Guerra Mundial, ocupando todos los grados y con presencia en todos los cuerpos del ejército, desde oficiales a guerrilleras, pasando por médicos, aviadoras, francotiradoras, tanquistas.. entre ellas me parece especialmente atractiva la aviadora Marina Raskova, la primera mujer en obtener la licencia de piloto en la Unión Soviética, y que se distinguió durante la II Guerra Mundial por organizar los regimientos femeninos de caza y bombardeo nocturno, conocidos popularmente como «Las Brujas de la Noche.»

entre 1935 y 1938 logró varios récords de vuelo, entre los que destaca el récord de vuelo sin escalas, 5947 km. en línea recta desde Moscú hasta Komsomolsk, como miembro de una tripulación femenina. A la altura de Siberia el avión acumuló hielo en las alas, descendiendo peligrosamente, lo que las obligó a aminorar todo el peso posible. Raskova, que era la tripulante en vuelo, marcó el rumbo en un mapa y se lanzó en paracaídas en medio de la oscuridad siberiana. Así el avión pudo llegar a su destino sin novedad. Raskova fue rescatada más tarde por un cazador, y recibió la Estrella de Oro de los Héroes Soviéticos por la hazaña.

cuando en 1941 Alemania invadió la Unión Soviética Raskova, que ya ostentaba el grado de Mayor en la Fuerza Aérea Soviética y tenía un enorme prestigio como aviadora, convenció al mismísimo Stalin para formar el Grupo de Vuelo Especial No. 122, íntegramente formado por mujeres, desde los pilotos hasta los mecánicos. En abril de 1942 ya había tres regimientos listos para el combate. Volaban a muy baja altura, apagando los motores antes de llegar al objetivo, con lo que a menudo lograban sorprender a los alemanes. Las Brujas de la Noche realizaron unas 29.000 misiones de guerra. Raskova no sobrevivió a la guerra, falleció en accidente de vuelo en 1943.



Hanna Reitsch. Si alguna mujer pudo dar réplica a Raskova en el bando alemán, fue sin duda Hanna Reitsch, reconocida como una de las mejores pilotos de todos los tiempos. Su lista de récords, antes de la guerra, es sencillamente impresionante: marca de duración de vuelo sin motor (5 horas 30 minutos, 1931); marca de duración de vuelo sin motor (11 horas 30 minutos, 1933); récord de altura femenino (2.800 metros, 1934); récord de distancia para planeadores (305 km, 1936); y también fue la primera en cruzar los Alpes en planeador, en 1937.

al comenzar la guerra fue reclutada como piloto de pruebas de la Luftwaffe, participando en arriesgadas misiones de las cuales salió herida en numerosas ocasiones. Como reconocimiento a sus servicios fue condecorada con la Cruz de Hierro de Primera Clase ―es la única mujer que ha recibido tal distinción en toda la historia de Alemania―, la Cruz de Hierro de Segunda Clase y el Distintivo Aéreo Militar de Oro con Diamantes.

quizá su hazaña más conocida, ya la final de la guerra, fue la de atravesar el cerco soviético que rodeaba Berlín pilotando una Fieseler Fi 156 Storch. Aterrizó a unos pasos del búnker de Hitler e intentó convencerle para que abandonara la ciudad con ella. A continuación despegó y, con muchas dificultades, logró superar por segunda vez el cerco enemigo, según ciertas versiones con Hitler a bordo, y con destino a algún rincón de Latinoamérica. En mayo de 1945 fue capturada por los estadounidenses. Permaneció recluida durante dieciocho meses hasta que finalmente la liberaron.


Julie d'Aubigny (1670-1707), conocida como «La Maupin», fue una famosa cantante de ópera francesa, y además una notable espadachina que gustaba de vestir de varón. Su tumultosa vida inspiró romances y novelas, quizá la más interesante Mademoiselle de Maupin, de Théophile Gautier. Madame d'Aubigny adquirió en la época reputación de mujer salvaje, que a menudo se batía en duelo con los jóvenes aristócratas. Una noche se enfrentó con tres escuderos, hiriendo a uno de ellos en el hombro. Al enterarse que se trataba de Louis-Joseph d'Albert de Luynes, hijo del duque de Luynes, fue a visitarle en ropas femeninas y le convirtió en su amante. La Maupin cayó en desgracia en 1693 cuando, contraviniendo las leyes del rey que prohibían los duelos, se enfrentó a varios jóvenes espada en mano, en medio de un baile cortesano.


Milunka Savić (1888-1973) es la combatiente femenina más condecorada en toda la historia de la guerra: dos Legiones de Honor francesas, una Cruz de San Jorge rusa, una Orden de San Miguel británica, una Cruz de Guerra francesa, dos estrellas Karađorđe con Espadas y la Milos Obilic de Serbia.

proveniente de una familia serbia, en 1913 su hermano fue llamado a filas para participar en la Segunda Guerra de los Balcanes. Milunka se cortó el pelo, vistió ropa de hombre y fue en su lugar. Ese mismo año resulta herida en la batalla de Bregalnica, descubriéndose su auténtico sexo. Al inicio de la Primera Guerra Mundial, y viendo que no la llamaban a filas, solicita una entrevista con el Voivode Stepa Stepanović, quien la ofrece un puesto de enfermera, a lo que ella responde: «no quiero ser enfermera, quiero una pistola». Es asignada al II Regimiento de Infantería de la División Drina, donde logró capturar ella sola a veinte soldados alemanes. Durante el período de servicio fue herida no menos de nueve veces, en ocasiones de gravedad.

desmovilizada en 1919, rechazó una oferta para trasladarse a Francia con una cómoda pensión de excombatiente, prefiriendo en cambio vivir en Belgrado, donde sus hazañas pronto fueron olvidadas y tuvo una vida muy humilde, trabajando como señora de la limpieza.



Martha Jane Canary-Burke (1852-1903), más conocida como «Calamity Jane», es una de esas aventureras infames, envueltas en la leyenda y el misterio. En 1868, a la edad de dieciséis años, falleció su padre y tuvo que hacerse cargo de sus seis hermanos. Se trasladó con ellos a Fort Bridger, y más tarde a Piedmont (Wyoming), donde aceptó cualquier trabajo para mantener a su familia: lavaplatos, cocinera, camarera, enfermera, prostituta.

en 1870 abandonó a sus hermanos y se alistó como exploradora del ejército, adoptando una vida más libre y salvaje. En las Grandes Llanuras sirvió en diversas campañas contra los indios. Siguió ejerciendo ocasionalmente la profesión de prostituta, mintió descaradamente sobre sus relaciones con los grandes personajes de la época, y estuvo alcoholizada la mayor parte de su vida. Por otra parte, al parecer fue una mujer compasiva y generosa, en especial con los enfermos y necesitados, lo que la granjeó el cariño de los desheredados de la frontera. Pasó sus últimos años de forma miserable, de gira con los espectáculos del Salvaje Oeste.


para ver más:
* chronologic history of female warriors, military commanders and duelists (fscc, en inglés y en ruso)
* artistas o guerreras (tag mujeres en los frentes de guerra)
* las 600 mujeres soldado de la Guerra de Secesión (meridianos)

la primera parte: top 10 damas de armas (1 de 2)

ronronea: levina

11 maullidos:

TORO SALVAJE dijo...

La que me cae mejor es "Calamity Jane", será porque yo soy una calamidad?

Besos.

levina dijo...

Torito, después de tanta medalla y tanto acto heroico no he podido evitar incluirla. Calamity Jane representa todo lo contrario que las otras; una vida trazada a pulso en el aire, al margen de cualquier moral convencional, con sus contradicciones y sus pasos en falso, pero también con el oscuro romanticismo de una auténtica antiheroína

Juli Gan dijo...

¡Qué bien! Has puesto a Milunka Savic. Estas mujeres son poco conocidas porque así les interesa a algunos.

Echo de menos a Catalina de Erauso, que se ganó el grado de alférez combatiendo a los araucanos en el siglo XVII.

Rosana Martí dijo...

Admiro a toda mujer que se sale de madre, me ha encantado tu entrada guapísima.

Besitos y feliz año!!

DRACO dijo...

son mujeres que han llevado una vida muy dura sin sosiego ni descanso hasta el final de sus vidas.
besos.

ISABEL dijo...


Si nos paramos a pensar, la verdad es que la mujer a lo largo de la historia ha hecho muchas cosas importantes y "vistas", como estas guerreras. Y luego las que están "a la sombra" de hombres importantes que puedieron serlo por eso, por tener a esas mujeres detrás.
El que se nos haya denigrado tanto creo que es por el potencial que tenemos y que pocas sacaron o sacamos.

ISA
www.sopasyletras.com

Lucía_lamiradadeluci dijo...

De esta ronda, me quedo con Martha Jane Canary-Burke, sin despreciar a las demás, claro está jijijij
Aunque la historia de Marina Raskova también me resulta fascinante.
Un besote

Javi Signum dijo...

En este caso y sin que sirva de precedente estoy con mi mujer jejej es broma...
Me quedo con la Calamity. Ya de por si es todo un logro lo que hizo con sus seis hermanos.
Besos.

UTLA Aquiescencia dijo...

Hola maslama,

Que interesante, "Las brujas de la noche" y esa luchadora mujer rusa.

Sobre el final de Hitler hay tantos que ya no se que creer.

Pensaba que Calamity Jane solo era una leyenda o una ficción cinéfila o literarias.

En todo caso, y aunque solo buscaron la igualdad con sus semejantes masculinos, que triste es que las mujeres tambien se vieran abocadas a la guerra para destruir a sus semejantes. ;-(

Ha sido muy interesante toda esta lista, maslama. Me encanta las anecdotas de historia que nos traes.

Un abrazo.

Kate Walker dijo...

Pero qué "macarroni" Julie d'Aubigny... no tiene desperdicio... a sablazo limpio con su futuro amante...
La Kate.

levina dijo...

Rosana, sospecho que «salirse de madre» es un lujo y una virtud. Lo hicieron las que pudieron, por haber nacido en un entorno privilegiado, y también quienes, procedentes de cuna extremadamente humilde, encontraron la razón y la fuerza para entender que no tenían nada que perder. Qué tipo de inquietud o de necesidad las impulsó, sólo ellas lo saben

Juli, la historia de Savić la silenció el gobierno títere de Tito, en este caso no hay patriarcados ni conspiraciones machistas, sólo la guerra fría y un gobierno pro-soviético que reprimió con extrema dureza todo lo que oliera a nacionalismo. Le ocurrió lo mismo a Irena Sendler

Draco, exactamente igual que los hombres contemporáneos. El matiz está en que estas mujeres también escribieron la historia, no fueron meras espectadoras

Isabel, me irrita enormemente la idea de esas «mujeres en la sombra», aunque no niego su realidad

Lucía, coincido contigo, una por fanática y la otra por desnuda de ideales, ambas resultan fascinantes en su peculiar manera

Javi, lo que hizo con sus seis hermanos fue mantenerlos una temporada, hasta que finalmente los abandonó. Supongo que todo el tiempo que tuvo fuerzas para luchar por ellos es más que suficiente para justificar tu admiración, no se puede pedir más abnegación a un ser humano que la que sea capaz de dar su paciencia y su voluntad

SBP, triste es la historia de la Humanidad, la igualdad no tiene nada que ver con la moralidad, hombres y mujeres trazan un camino que a veces lleva a la destrucción y a la muerte

jejeje Kate, y por lo que cuentan al tipo no le intimidó el fuerte carácter de La Maupin, sino que por el contrario supo estar a la altura de los deseos de la dama, lo que sin dudas le honra