domingo, 28 de octubre de 2012

el cronovisor, la máquina del tiempo del Vaticano




hace más de medio siglo, el joven sacerdote benedictino Pellegrino Ernetti se trasladó desde Venecia ―su ciudad natal― a la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán para estudiar Oscilografía Electrónica, una oscura rama de la Física que se ocupa de la vibración de las voces. En Milán trabó amistad con el padre Agostino Gemelli, quien era investigador en esta área. El 17 de septiembre de 1952, en medio de una grabación musical con un nuevo aparato que ellos mismos habían construido, se registró una voz masculina que no estaba allí. El padre Gemelli la identifica, estupefacto: es la voz de su padre, fallecido años atrás.


la grabación decía claramente: «Yo te ayudo. Siempre estaré contigo». Los dos sacerdotes, aterrorizados por las posibles implicaciones espiritistas ―y hay que tener muy en cuenta que en aquella época todavía no existían las psicofonías―, acuden a Roma a informar al Papa. Pío XII les anima a seguir con la investigación. Para el Santo Padre, una cosa es el espiritismo y otra cosa muy distinta es que un aparato técnico, que no está sujeto a ninguna clase de invocación ni creencia, pueda captar algo que parece de otro tiempo, del pasado.


durante los siguientes veinte años prosiguen las investigaciones, bajo supervisión del Vaticano. Al parecer llegan a desarrollar una maquinaria en tres cuerpos, con un prisma central que es donde toman forma las imágenes, como una especie de holografía. En el diseño de este aparato habrían participado ―siempre en estricto secreto― algunos de los más grandes científicos de la época, como Enrico Fermi o Wernher von Braun.

su principio de funcionamiento sería, básicamente, una aplicación de las teorías de Einstein: dando por sentado que la velocidad de la luz es constante, la imagen que percibimos en cada momento correspondería a la posición del Sol ocho minutos antes de la percepción, ya que su distancia media desde la Tierra es de 150 millones de kilómetros. El cronovisor, mediante técnicas no especificadas, se conectaría con la posición que tenía la Tierra en el momento en que sucedió el evento, haciendo así posible ver (y escuchar) cualquier acontecimiento del pasado.



superados los obstáculos técnicos, los investigadores viajan en secreto con su maquinaria por todo el mundo, en el contexto de los años más duros de la Guerra Fría, recogiendo importantes momentos históricos: la captura de Napoleón; una escena del mercado de hortalizas de Trajano; uno de los más famosos discursos de Cicerón, la primera Catilinaria; una representación en Tiestes en el año 169 a.C. de una tragedia del poeta latino Ennio que se creía perdida para siempre; y, sobre todo, la Pasión y Crucifixión de Jesucristo. En una entrevista con el escritor y religioso francés François Brune, Ernetti llegó a reconocer: «Yo lo vi todo. La agonía en el huerto, la traición de Judas , el proceso.. la prueba.»


en 1972 la noticia saltó a la opinión pública. El semanario italiano La Domenica del Corriere publicaba una entrevista con el padre Ernetti en la cual éste anunciaba la invención de una máquina del tiempo o cronovisore. La noticia dio la vuelta al mundo. A raíz de esta entrevista, Ernetti recibió la amonestación de Roma: no puede volver a hablar jamás de este asunto, prohibición que acató hasta su fallecimiento, en 1994. Todo el asunto fue clasificado como Secretum Omega, que es el máximo secreto para la Iglesia Católica, presuntamente a causa de su peligrosidad. El aparato se desmontó y se guardó, junto a los planos y toda la documentación científica, en los sótanos del Vaticano.


como epílogo, recomiendo mucho dos entrevistas de Javier Sierra:
ronronea: levina

17 maullidos:

Javi Signum dijo...

Me fascinan estos temas, aunque crea poco en ellos. Sería espectacular que existiese esa máquina. Por cierto, tengo en mi poder la foto esa que que has puesto del jesucristo, pero no en ordenador, sino en apariencia, una foto original, en papel, muy antigua en aspecto. Dicen de ella que es lo que se vio cuando una persona tomó una foto con su cámara y en ese espacio no había nadie.
Besos.

desdevaladilene dijo...

Secretum Omega... tienen que ser de lo mas interesantes los almacenes del Vaticano...

TORO SALVAJE dijo...

No tenía ni idea de la existencia del "cronovisor" y no digo que no haya existido porque del ser humano no me sorprende nada ya... también la CIA y el KGB han financiado proyectos inverosímiles... pero bueno, suponiendo que el cronovisor funcionara serviría de algo ver lo que ya ha sucedido?

Saludos.

PEPE CAHIERS dijo...

Fascinante historia, aunque todo el mecanismo de semejante máquina parece, a simple vista, muy poco complejo, para lo que supondría algo de esas características. Cualquiera sabe, que cosas andan ocultas por ahí...

DRACO dijo...

de tiempo en tiempo, el vaticano siempre crea fascinantes historias para desviar la atención de lo verdaderamente importante.
besos.

natsnoC dijo...

Hay un libro de Orson Scott Card llamado "Los observadores del pasado: La redención de Cristóbal Colón", en el que se tiene una máquina similar para ver y oir lo acontecido en el pasado.

El libro, por cierto, es más que interesante por la cantidad de hipótesis que se lanzan respecto a en qué momento empezó la sociedad a irse por el retrete, y las argumentadas alternativas en base a un pequeño cambio en un momento puntual.

Interesante post. Si la máquina realmente existe, realmente funciona y es cierto que se ha prohibido, es muy probable que sea por todo aquello que pueda llegar a refutar y todas las mentiras que pueda destapar.

atis dijo...

Mmmm el uso que se le daría a esa maquinita, yo me la llevaría a Roma para vivir su grandeza a Grecia para escuchar a los padres de la filosofía. me recorrería Europa para comprender mejor el renacimiento, la revolución francesa...

Ahora diré algo de como gato chico. creo que has hablado con los del juego d assassins porque al protagonista le pasa lo mismo...

Besos en imágenes

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Me has dejado helada! Nunca había oído hablar de tal aparatejo...
Desde luego sería muy interesante desmontar ese Secretum Omega y volver a montar la máquina...¿qué pasaría? ¿De qué se trataría realmente? ¿Es de verdad una máquina del "tiempo"?
¡Qué cosa tan curiosa!
Un besote

Mascab dijo...

Un tema fascinante que me ha recordado a la maquinita que utilizaban la oficina de inteligencia norteamericana en la novela de JJ Benítez "Caballo de Troya", quizá porque los "viajeros" de la novela también se desplazaron hasta la fecha de la crucifixión de Cristo para estudiar los acontecimientos y justificarlos científicamente...

No tenía ni idea de que esta maquinita habría podido llegar a ser investigada también por el Vaticano...claro que bien pensado, era de esperar!

Me ha encantado leerte Levina, ha sido un post muy instructivo y didáctico.

ronroneos de placer para toda la gatera.

levina dijo...

Javi, esta imagen circula por Internet como procedente del cronovisor, aunque sobre estos temas, ¿quién sabe? igual posees la original o una de las primeras copias, en ese caso tendría un valor económico

desdevaladilene, el infierno de los fieles es el paraíso de los curiosos.. quizá por eso la iglesia custodia con tanto celo su entrada :)

Toro, la historia es un arma política que cada generación reescribe desde sus intereses. Quien pudiera documentarla de manera incontestable tendría un gran poder, pues la dictaría según su conveniencia. Fíjate que las únicas imágenes que circulan procedentes del cronovisor son de Cristo, cuyos hechos e incluso existencia han sido cuestionados innumerables veces

Pepe, te diría que las grandes ideas suelen ser sencillas, pero prefiero imaginarla como un enorme artefacto de aspecto steampunk, con muchas válvulas y luces y palancas. ¡Licencias de la fantasía!

Draco, por lo menos El Vaticano nos proporciona historias fascinantes, que los políticos actuales (por lo menos en este país) no nos dan más que caspa y fútbol..

levina dijo...

natsnoC, probablemente tienes razón, se reescribiría la historia una y mil veces, aunque dudo mucho que fuésemos capaces de aprender del pasado. Mira todos los medios tecnológicos que tenemos hoy día en los países que llaman desarrollados y la miseria, el sufrimiento, el egoísmo y la estupidez que hay en el mundo. ¿Nos hicieron mejores las máquinas, o sólo un poco más esclavos?

gato chico, ¡a mi también me encanta Assassin's! Aunque sospecho que si de verdad pudiéramos ver a los grandes guerreros del pasado (ergo los templarios), sus épicas batallas nos provocarían más horror y náuseas que admiración. Me quedo con los grandes filósofos, ya me conoces..

Lucía, sólo hay una manera de saberlo con certeza: ¡asaltemos los sótanos del Vaticano con un de esos kit de Ikea!

Mascab, las relaciones entre la CIA y El Vaticano en la época de Pío XII (y durante toda la Guerra Fría) son cuando menos complejas. Ya se ha comentado en este blog que durante la II Guerra Mundial Pío XII apoyó a los nazis, se negó de manera explícita a colaborar con los aliados y facilitó la huida de importantes jerarcas nazis al final de la misma. Pero inmediatamente después los EEUU y El Vaticano se convirtieron en aliados naturales contra la URSS (para detalles sabrosos, te recomiendo La Santa Alianza, de Frattini). Que apareciera el nombre de Wernher von Braun en todo el asunto del cronovisor ya nos da una pista bastante clara de por donde van los tiros: se trata del ingeniero aeroespacial que diseñó los famosos V2 para los nazis. Al final de la guerra, y a pesar de toda su responsabilidad, fue sacado en secreto de Europa para colaborar con la NASA

Alson dijo...

Estas son las sombras del catolicismo
Muy interesante

miquel zueras dijo...

Un post de lo más interesante. Recuerdo que en los setenta se hicieron experimentos (algunos con éxito) de fotografiar pensamientos aunque la escasa nitidez de las fotografías lo hacían dudoso. Maullidos. Borgo.

levina dijo...

Alson, cierto que la iglesia católica tiene una historia oscura, y en la época contemporánea no se ha modificado esta tendencia. Al lado de otras actuaciones que hemos comentado y seguiremos comentando en el blog, lo del cronovisor es una travesura, tiene incluso su punto humorístico

levina dijo...

jejeje Miquel, tu comentario me trajo a la cabeza a Nikola Tesla, quien ya muy mayor, a los 76 años, se embarcó en este tipo de menesteres. Te copio la idea, en sus propias palabras: «espero poder fotografiar pensamientos. Realizando ciertas investigaciones, me di cuenta que una imagen definida formada en la mente, debía por reacción refleja, producir su imagen correspondiente en la retina. A partir de ahí llegué a mi sistema de televisión. Mi idea era emplear una retina artificial que recibía la imagen del objeto observado, un nervio óptico y otra retina en el lugar de reproducción»

Lucía_lamiradadeluci dijo...

Levina cuando quieras nos vamos ;) Yo creo que más de uno se apunta :)
Un besotee

levina dijo...

jajjajaaj nos plantamos un grupo de gente en las puertas de San Pedro, armados de martillos, destornilladores y todo tipo de herramientas, y le decimos al primer guardia suiza que veamos (con una sonrisa de esas en las que enseñas todos los dientes) que si por favor es tan amable de indicarnos donde están los sótanos secretos, que venimos a montar la máquina del tiempo, a ver si funciona. ¡Menudo susto les daríamos!