miércoles, 19 de diciembre de 2012

vida y muerte de Juan VIII




Juan VIII (820-882) fue un Papa fuera del armario. Cuando subió al solio papal en el año 872, su homosexualidad era pública en todo el orbe cristiano. Se rodeó de una corte de bellos jóvenes a los que nombró sacerdotes y obispos, de vida tan disoluta que el escándalo acabó provocando la revuelta de los duques Lamberto de Spoleto y Adalberto de Toscana. Al parecer la gota que colmó el vaso fue una queja formal contra el Santo Padre, por parte de una noble familia de Roma. La historia no tiene desperdicio: tras la celebración litúrgica, Juan VIII había convocado a un joven de dieciséis años y rubios cabellos en sus aposentos. Cuando el padre del joven entró en la estancia, encontró al Papa con su santo miembro erguido persiguiendo al chaval por toda la habitación.

ante el avance de las tropas de Lamberto, Juan VIII se vio obligado a huir y refugiarse en Rávena, mientras pedía protección al emperador Carlos el Calvo. Entonces Carlos falleció de manera inesperada, y el Papa tuvo que huir de nuevo, esta vez a la ciudad de Génova. Allí volvió a hacer de las suyas, tomando como amante al marido de una joven de buena familia. Durante un banquete celebrado en el año 882, los suegros del amante del Papa decidieron envenenar a Juan VIII, para evitar el escándalo y una situación ciertamente incómoda a su adorada hija. El Papa comió una buena cantidad de codornices envenenadas, pero no las suficientes como para morir, para desazón de la familia deshonrada. La noche del 15 de diciembre, el suegro del amante decidió solventar el tema de una vez por todas y entró en las estancias papales con un martillo, arreándole al Papa diez martillazos en el cráneo. Esta vez sí se murió.

es creencia generalizada que el afeminamiento de Juan VIII pudo dar origen a la leyenda de
la Papisa Juana, pues así es como se le llamaba, por mal nombre, en su época.

ronronea: levina

18 maullidos:

DRACO dijo...

eso sí puede ser cierto, que el origen de la papisa juana se haya originado por este papa y es comprensible que la iglesia no desee dar ninguna explicación al respecto.
besos.

TORO SALVAJE dijo...

Diez martillazos...
Joder, uno por cada mandamiento.

Suerte que no le dio por darle un martillazo por cada versículo de la biblia.

Besos.

Juli Gan dijo...

Pues puede ser. Ya se sabe que la misoginia es legendaria en el cristianismo, y por si acaso, la representaban embarazada dando a luz un engendro. Recelo de la maternidad.

Este papa Juan me recuerda al papa Clemente, que también se rodeaba de macizorros y les nombraba obispos e incluso cardenales. Ayyy ese Palmar de Troya.

Srayomismamismamente dijo...

Jo, q curioso. No sabia yo de esta historia!!

PEPE CAHIERS dijo...

Es que los Papas eran entonces otra cosa, guerreros, mujeriegos y, por lo visto, también homosexuales.

Javi Signum dijo...

Me lo estoy imaginando persiguiendo a ese muchacho por la habitación, que imagen... jejeje.
Besos.

dintel dijo...

No tenía ni idea. Se ve que hoy no hago más que topar con la Iglesia, pues esta mañana he aprendido un verbo: incardinar.

SBP dijo...

Hola maslama,

Bueno, tendria todo el sentido del mundo.
Primero vienen las chanza y las bromas...
- Pues si ambrosio, ¿ has oido lo último de la Papisima Juana ? (en referencia al Papa Juan)

Y después de las bromas, todo cobra un tinte más macarrónico y a la larga forma parte de la leyenda.

Me ha gustado la entrada maslama.
Para que después se diga que la iglesia no apoya a los gays. ;-> Ai ai ai ... que me estoy metiendo en camisas de once varas.

Muy buen artículo.

Un abrazo maslama.

Raúl dijo...

En los siglos IX y X la Iglesia estuvo peor que nunca, y el Vaticano ni digamos... casi desaparece la institución del Papa, porque eran una mafia en la que todo quedaba en familia. Aparte de la legendaria Papisa Juana, hubo otra Papa mujer en el siglo X, la cosa era de cachondeo XDD

Raúl dijo...

Por cierto, me alegro de que sigáis en funcionamiento y con tan buena salud, gatas. Recuerdo que más o menos cerrasteis el blog hará ¿un año?

miquel zueras dijo...

Un Papa plumífero con una corte de bellos efebos... qué película habría hecho Visconti con este material y encima con dos enemigos llamados Lamberto y Adalberto, parecen nombres de personajes de los tebeos Bruguera.
Muy interesante como siempre. Maullidos. Borgo.

Ico dijo...

Este debe ser uno de los Papas que la iglesia no menciona.. Curioso personaje, y qué mala muerte tuvo el cristiano... Feliz Navidad... un beso

levina dijo...

Draco, hay tantos detalles que la iglesia católica no puede o no sabe explicar..

Torito, pues Juanito tuvo un poco de ayuda para ir al cielo, que debe ser un lugar más divertido de lo que se pudiera pensar, a juzgar por la catadura de quienes lo frecuentan

Juli, la devoción y el culto de ciertas mujeres al catolicismo es para mi un absoluto misterio, la única explicación que encuentro es que a algunas las va la marcha, ¡cuánto desprecio, y a cambio, cuánta sumisión!

Sra, la historia es poco conocida, por razones obvias no suele ser tema de sobremesa :)

Pepe, por suerte los tiempos han cambiado, y hoy día los Papas ponen todos los medios a su alcance para combatir la pederastia, además de procurar no implicarse en asuntos políticos

jejeje Javi, muy digno no es, no.. pero vamos que tampoco da la impresión que la dignidad fuese la primera prioridad de Juanito

levina dijo...

dintel, pues el verbo que mencionas también es nuevo para mi, habrá que incardinarlo al vocabulario :))

SBP, a saber de donde salió el rumor, si del pueblo o de las propias jerarquías.. si en efecto Juan VIII hubiese sido mujer, su sexo hubiese justificado sus excesos.

con respecto a la actitud de la iglesia católica hacia los gais, no me parece ni con mucho el más grave de sus delirios (lo de los anticonceptivos, por ejemplo, cuesta muchas vidas humanas al año). Por mi parte, con apostatar y darles la espalda ya van servidos..

Raúl, ¡pero qué alegría nos ha dado a todas verte de nuevo por aquí! (y en funcionamiento y con buena salud también :)) en efecto el blog estuvo cerrado un tiempo, pero como ves finalmente regresamos a los tejados, a reencontrar a lxs amigxs y a hacer otrxs nuevxs.

sobre el tema que nos ocupa, en efecto la iglesia católica pasó momentos duros a lo largo de toda la Edad Media (y también después), básicamente porque su avaricia y libertinaje escandalizaban a los creyentes, y se sucedían las críticas y los cismas. A pesar de todas las dificultades, supieron usar bien la intriga, el hierro y la espada para sobrevivir, y sobre todo para mantener sus riquezas y privilegios

Miquel, ¡pero que buena elección! sin dudas Visconti hubiera sabido darle una intensidad adecuada (no excesivamente teatral, como Fellini), cierto dramatismo e ironía, y su estupendo toque decadente

Ico, pensándolo bien, ¿hay algún Papa que la iglesia católica pueda recordar con orgullo? a mi no se me ocurre ninguno..

Lucía_lamiradadeluci dijo...

Otra historia más para las clases de religión :P
Desde luego, es divertida, yo creo que los niños la aprenderían con facilidad...
Un besote

levina dijo...

jejeje al final voy a tener que postularme a profesora de religión.. ¿tú crees que me aceptarán?

atis dijo...

uis un papa marica, no sé como se les coló en Roma. Y el suegro del difamado lo nombraron martir?

levina dijo...

jejeje creo que más bien no volvieron a nombrarlo, por la cuenta que les trae